siete

Siete minutos más

¿Es seguro? –dijo ella dubitativa entre el entregarse a sus emociones y descubrir quién es de verdad su vecino de unas calles mas abajo o no ponerle nombre a ese deseo que le ardia dentro y la impulsaba a querer cometer conmigo todas las locuras imaginables posibles. Era normal, estaba en una playa, a la vista de todos, con alguien que quería acariciarle su secreto más íntimo con una crema rara, es de locos, pero a veces la curiosidad no… Leer más »Siete minutos más